Somos expertos en terapias complementarias

Aplicamos la que más convenga según las necesidades de todos nuestros pacientes

Osteopatía

La osteopatía es una terapia desarrollada por Andrew Taylor Still, a partir de un sistema de diagnosis y tratamiento donde se pone una atención especial en la estructura y los problemas mecánicos del cuerpo. Se basa en la creencia que los huesos, los músculos, las articulaciones y el tejido conectivo no solo tienen la función evidente de formar parte de nuestro cuerpo, sino que desempeñan un papel central en el mantenimiento de la salud. Centra su praxis en los tejidos blandos, buscando liberar la energía atrapada en los músculos.

El tratamiento osteopático consiste en tratar las disfunciones, la hipermovilidad o hipomovilidad que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema nervioso, el sistema muscular, las vísceras, el cráneo, etc. Busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de autocuración con diversas técnicas terapéuticas: manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, de estiramiento, funcionales, entre muchas otras. El tratamiento depende de una evaluación corporal completa, del tipo de lesión y del paciente. Ningún tratamiento es igual a otro y se debe seguir siempre un enfoque personal único.

La osteopatía se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados, y por tanto los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros. Es por tanto una práctica holística. El tratamiento, que se denomina manipulación osteopática, consiste en un sistema de técnicas prácticas orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones y promover la salud y el bienestar.

Existen ocho principios básicos en la osteopatía, los cuales son ampliamente enseñados en la comunidad osteopática internacional

  • Holismo: el cuerpo funciona como una unidad, no como un conjunto de órganos
  • Relación forma-función: la estructura de un órgano influye en su función y viceversa
  • Homeostasis: el cuerpo posee mecanismos autorregulatorios
  • Autocuración: el cuerpo siempre busca su reparación, aunque la enfermedad altere ese esfuerzo
  • Influencia interna por medio de acciones externas: las fuerzas externas modifican la forma y función internas
  • Circulación: el movimiento de fluidos corporales es esencial para el mantenimiento de la salud
  • Inervación: los nervios juegan un papel crucial en controlar los fluidos corporales
  • Componente somático de la enfermedad: toda enfermedad se manifiesta de forma externa como síntoma somático

Dependiendo la parte del cuerpo que trate la osteopatía, hay diferentes disciplinas dentro de ella orientadas a la atención de la estructura afectada

  • Osteopatía estructural dedicada al restablecimiento del aparato músculo-esquelético y de la postura, centrándose en la columna vertebral y traumatismos.
  • Osteopatía craneal enfocada a los problemas craneales y su influencia en el sistema nervioso central.
  • Osteopatía visceral orientada a la curación de órganos y vísceras, mejorando la función de estos mediante manipulación para conseguir un mejor riego sanguíneo.

Mantente informado

Suscríbete gratis a nuestro blog para recibir automáticamente los artículos que subamos sobre temas relacionados con las terapias alternativas y complementarias. Queremos compartir contigo nuestra visión, inquietudes y compromiso con nuestra vocación. Podrás dejar comentarios e intercambiar libremente nuestros contenidos.