El cuerpo posee su propia energía de curación

La kinesiología te ayuda a despertar e impulsar este mecanismo generador de salud y equilibrio

Kinesiología holistica, kinesiología aplicada y reflexokinesia

Dentro del amplio mundo de la kinesiología queremos destacar de forma conjunta tres enfoques de esta disciplina cuyo dominio nos permite realizar un amplio repertorio de acciones terapeúticas.

  • Kinesiología holística. Este vocablo procede de la palabra griega “holos” que significa “todo”. Concibe el organismo como un todo superior a la suma de las partes. La concepción holística se fundamenta en una visión integral que enfoca al organismo como una unidad de cuerpo, alma y espíritu.
  • Kinesiología aplicada. Se basa en la idea de que todo músculo ofrece una respuesta débil cuando el sistema que debe alimentarlo se encuentra  bloqueado o bajo condiciones de estrés. Para su análisis y tratamiento se asocian tests musculares, los meridianos de acupuntura y los puntos reflejos neurolinfáticos.
  • Reflexokinesia: aglutina las técnicas de las distintas escuelas kinesiológicas junto con otros conocimientos: medicina tradicional china, naturopatía, neurología funcional, etc. Parte del reflejo de la mano o de cualquier músculo del cuerpo para recabar información de éste que se utilizará para aumentar su fuerza vital y lograr una mejor homeostasis o equilibrio.

Gracias a nuestra experiencia en los 3 tipos de kinesiología descritos en este apartado podemos realizar y aplicar

  • Manipulaciones o movilizaciones no agresivas y específicas a las articulaciones
  • Diferentes terapias miofasciales
  • Terapias sacro-craneales
  • Terapias de meridianos
  • Asesoramiento herbodietético y nutricional
  • Una gran variedad de técnicas reflejas, emocionales y de liberación del estrés
  • Después de realizar el estudio al paciente podemos encontrar
  • Atrapamientos de nervios
  • Disfunciones en el segmento espinal
  • Desorganización neurológica
  • Relaciones viscerosomáticas
  • Nutrición incorrecta
  • Toxicidad química
  • Disfunción en la producción y circulación del líquido cefalorraquídeo
  • Tensiones en las membranas meníngeas
  • Desequilibrio en el sistema de meridianos
  • Afectación del sistema linfático y vascular
  • Dificultad de adaptación al estrés físico, mental y emocional

Mantente informado

Suscríbete gratis a nuestro blog para recibir automáticamente los artículos que subamos sobre temas relacionados con las terapias alternativas y complementarias. Queremos compartir contigo nuestra visión, inquietudes y compromiso con nuestra vocación. Podrás dejar comentarios e intercambiar libremente nuestros contenidos.